domingo, 26 de enero de 2014

REVIEW | 47 Ronin: La leyenda del Samurái - (2013)


47 Ronin: La Leyenda del Samurái (47 Ronin, 2013) marca el regreso a los Blockbusters de Keanu Reeves y, por lo que veníamos viendo en los diferentes avances promocionales, todo indicaba que la película seria, por lo menos en lo visual, espectacular. En donde estaban depositadas las principales dudas era en el argumento, basado en una antigua historia (hoy convertida en leyenda) proveniente del Japón feudal. Pero vayamos por partes, primero lo primero...


¿COMO VIENE LA MANO?: Como dijimos en el párrafo anterior, la historia se ubica en el Japón feudal, alrededor del año 1700, donde en el comienzo del film vemos a un joven llamado Kai (Keanu Reeves) siendo salvado de la muerte por Oishi (Hiroyuki Sanada), el líder de un pequeño ejercito de Samuráis. A pesar de este gesto de Oishi, Kai nunca termina de caerle bien a los demás miembros de este team por su condición de mestizo (es mitad japones y mitad británico), aun así lo adoptan y lo llevan hasta sus tierras, donde le enseñan a cazar y a servir al líder. Un día el pueblo recibe la visita del Shogun, junto con toda su camaradería, entre los que se encuentra el Señor Kira (Tadanobu Asano) y Mizuki (Rinko Kikuchi), una poderosa bruja a las ordenes de este ultimo. Es justamente gracias a un hechizo de Mizuki, que el lider del pueblo ataca durante la noche a un indefenso Kira mientras dormia, lo que provoca la ira del Shogun, quien lo condena a cometer seppuku (o sea, suicidio ritual). A partir de la muerte de este señor es que todos los guerreros que se encontraban a su servicio se convierten en ronin (sumarais sin amo) y se les prohíbe por completo la intención de venganza, así mismo, Kai es vendido como esclavo, Oishi es encerrado en un profundo pozo durante un año, y Kira es ofrecido como futuro esposo de la hija del recientemente fallecido líder del pueblo. Pero a pesar de la prohibición de venganza por parte del Shogun, estos 47 ronin no tienen ninguna intención de quedarse con los brazos cruzados y, ni bien Oishi es liberado, comienzan a planear su venganza. Pero para tener éxito en esta tarea necesitan la ayuda de Kai, muy a pesar de algunos miembros del grupo, así que primero tiene que rescatarlo y luego hacerle frente al tremendo poder que Kai y su bruja poseen.











La historia de los 47 ronin es ampliamente conocida en Japón e incluso fuera de él. Se han hechos varias películas basadas en este hecho acontecido a comienzos del siglo 18, pero ninguna había introducido elementos fantásticos en la trama como lo hace este film. Sabiendo esto podemos darnos cuenta de que se han tomado muchas libertades a la hora de realizar esta adaptación, como el hecho de introducir al personaje de Rinko Kikuchi (a quien ya habíamos visto en un Blockbuster enorme como lo fue Titanes del Pacifico), esta vez en la figura de una malvada bruja capas de hechizar a quien ella quiera y de cambiar su propia figura por la de poderosas bestias. Así mismo, el propio personaje de Keanu Reeves es una completa invención realizada expresamente para la película, esto posiblemente se haya hecho para introducir forzosamente a una figura importante en una trama que reclama si o si a actores orientales para poder conservar la seriedad del asunto. Y acá ocurre algo extraño, porque si bien Kai, su personaje, es el supuesto protagonista del film, la verdad es que casi todo el peso de la historia cae sobre los hombros de Oishi. Es él quien tiene casi todas las lineas importantes mientras que Reeves apenas si acompaña al resto de actores orientales, limitándose a poner cara de poker durante casi 2 y recién en el tramo final, donde la acción lo requiere, es donde comienza a ganar peso en pantalla. 

Esta ambigüedad sobre quien es el verdadero protagonista, con los constantes cambios en los focos de expresión conforme se desarrolla la historia centrándose en Kai para luego pasar a Oishi es lo que crea la principal confusión entre los espectadores, haciendo que por momentos, el desarrollo del film se vuelva un poco incomodo. En donde sí destaca la película es en el aspecto técnico, sobre todo en los excelentes efectos visuales, ademas de un más que meritorio uso del 3D (no es el mejor que hemos visto, pero si uno muy destacable). El diseño de los escenarios, por momentos llenos de colores vivos, así como el de las criaturas mitológicas que aparecen en pantalla (por ejemplo, el dragón en el que se convierte Mizuki) están cuidados al detalle.

Resumiendo, 47 Ronin: La leyenda del Samurái es una película que en la previa genero expectativas, sobre todo por los tremendo efectos especiales que se podían apreciar en los diferentes trailers, este rubro fue ampliamente cubierto como bien dijimos más arriba. En donde falla el film principalmente, es en tratar de contar una historia que es muy japonesa a través de los ojos de un occidental, no es que esto haya sido imposible de hacer, pero por lo menos acá no se realizo de la mejor manera. Es una película entretenida, como tiene que ser una superproducción de este tipo, pero aun así, como Blockbuster tampoco es muy consistente, reservándose las escenas puramente de acción para el tramo final del film. No es ni muy buena, ni muy mala, simplemente es y punto.

LO MEJOR: Los tremendo efectos visuales.

LO PEOR: Por momentos lenta. 

MOMENTO KODAK: El enfrentamiento final entre Kai y Mizuki.

PUNTUACIÓN: 6/10

2 comentarios:

  1. Yo tenia un montón de ganas de ver esta película, pero desde que llego a mi cartelera como que mi entusiasmo bajo, ahora que leo tu critica me siento menos convencido aun... quien sabe si la veré o no ahora.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad te recomiendo que vayas a verla así sacas tus propias conclusiones. A mi la película me pareció entretenida y los efectos especiales son lo mejor que tiene, pero falla en algunos puntos que considero claves para que una película sea verdaderamente buena. Por cierto... yo te seguía en tu anterior blog, pero ahora lo cambiaste y aun no le agregaste el boton para que te podamos seguir, ¿podrías agregarlo? Saludos!!

      Eliminar